Museo de Pesas y Medidas de París


En el Museo de Pesas y Medidas de París, se guarda el metro de platino iridiado y el péndulo de Focault, un museo que antes del libro de Eco, entrabas y te llenabas de polvo hasta las orejas, el suelo era de madera, tan vieja, que como en las películas de miedo cuando andabas sobre él, crujía y parecía que los ratones fueran a salir de un momento a otro por cualquiera de sus muchas grietas. Ahora se ha modernizado y ha perdido el encanto que producía y que tanto hacía merecer la pena el visitarlo.

El metro, que recuerda aquellos tiempos en que la unidad de medida se definía como una barra de platino iridiado, el que se conserva en dicho Museo de Pesas y Medidas, y en que se definía su equivalencia como la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre.



Como curiosidad, contar que un español, Agustín de Pedrayes, matemático asturiano nacido en Lastres en 1744 y fallecido en Madrid en 1815, fue el representante español elegido para representar a España en el Congreso Internacional de París en 1798, para regularizar el sistema métrico-decimal, y... su participación fue decisiva, ya que propuso que se midiera el cuadrante del meridiano terrestre, desde Dunquerque a Barcelona (desde la torre del fuerte en Montjuīc), como patrón para el metro ("la diez millonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre"). El 22 de junio de 1799 se termina la medición y se proclama el Sistema Métrico Decimal Esta medida sustituyó a las medidas inglesas utilizadas hasta entonces: pies, pulgadas, codos, brazas, ...
La vida de Agustín de Pedrayes contada en el periódico La Voz de Asturias

Añadir que en 1960, la definición del metro se hizo más precisa 1,650,763.73 veces la longitud de onda de la radiación rojo a naranja del átomo de kriptón. Y de nuevo el afán de precisión hizo que en 1983 se defina como la distancia recorrida por la luz en el vacío en 1/299,792,458 segundos

El péndulo de Focault, que al cambiar de posición a medida que transcurre el tiempo, sirve al visitante para corroborar con sus propios ojos que la Tierra gira.
En 1851 el francés Foucalt suspendió una bola de hierro de 20 kilos de la cúpula del Panteón, pegó una pluma a la bola y la puso en movimiento, y además colocó un anillo de arena húmeda justo debajo en el suelo.
Todos quedaron asombrados al ver que el péndulo parecía rotar. Había quedado demostrado que La Tierra giraba sobre su eje.

Sin ir tan lejos, en el museo de la Ciencia de Valencia podemos ver un péndulo de Foucault que tiene una gran espectacularidad, y es que el cable que lo sustenta está colgado del techo acristalado por lo que su longitud supera los 30 metros.

Animación del péndulo de Foucault

4 comentarios:

SUGUS dijo...

Hola, pues la entrada está muy bien. ¿No tienes información sobre medidas de tiempo? ¿Cómo se establecio la medida del minuto o del segundo?

Anónimo dijo...

hola,m pues esta buena la informacion es pa la tarea de geometria pero en mi computador no aparece una imagen y no se si es la que me pidieron
que hago

Anónimo dijo...

Lots has bеen discussed about the іssue previously,
but theres one or two comments worth taking note οf.
Saved to my favourites.

Also ѵisіt my web-site loans and fast

Anónimo dijo...

So much for attеmptіng this myself, I'll never be able to manage it. I think I'll just гead instеad.



Herе is my blog ρost ... fast same day cash loans