La Batalla de Seattle

FICHA:

Director: Stuart Townsend
Productor: Kirk Shaw, Maxime Remillard, Mary Aloe
Reparto: Andre Benjamin, Jennifer Carpenter, Woody Harrelson, Martin Henderson, Joshua Jackson, Ray Liotta, Tzi Ma, Ivana Milicevic, Connie Nielsen, Michelle Rodriguez
Duración: 01:40:00
Estreno: viernes 3 octubre 2008
Género: Drama
País: EE.UU.,Alemania,Canadá
Distribuidora: Wide Pictures



SINOPSIS:

Narra la dramática situación que tuvo lugar en el encuentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Seattle en 1999, donde unos 100.000 manifestantes provocaron el caos en la ciudad. Durantes esos días, decenas de miles de personas tomaron por asalto la calle en protesta contra la poderosa organización supranacional. Lo que comenzó como una protesta antiglobalización tranquila, reivindicando el cese de las conferencias de la OMC, se convirtió en un motín, que finalmente obligó a proclamar el estado de excepción, lo que desembocó en la adopción de una postura de combate contra el Departamento de Policía de Seattle y la Guardia Nacional por parte de una masa de manifestantes pacíficos sin armas. A partir de estos hechos, "Batalla en Seattle" entrelaza puntos de vista diferentes de la sociedad, desde los manifestantes y la policía, hasta los delegados que intervenían en la conferencia y aquellos que intencionada -o accidentalmente- se vieron involucrados en la batalla campal en las calles de Seattle.



CRÍTICA:

Esta película narra un hecho crucial en la toma de conciencia del mundo sobre si mismo, como bien se dice en al sinopsis miles de personas comprometidas con las mas diversas luchas contra las injusticias que asolan la Tierra, desde ecologistas, sindicalistas, organizaciones humanitarias, moviemientos anarquistas, pacifistas se citaron en Seattle para protestar contra una de las mas perversas organizaciones mundiales, la OMC (Organización Mundial del Comercio), no es la única. Otras como el FMI, Banco Mundial tienen sobre sus espaldas millones de muertos (y personas esclavizadas y empobrecidas) en todo el mundo.
Recuerdo cuando ocurrieron esos hechos, yo me considero de izquierdas y suelo leer(u ojear) el periódico de vez en cuando. La opinión que me forme de ellos fue que eran una pandilla de vándalos, solo después tras las lecturas de Chomsky y otros me entere de que está en juego. Digo esto como ejemplo de la desinformación a que nos tienen sometidos los medios, sobre todo las televisiones. Esto también sale en la película.
La película es muy completa sobre el tema, un gran testimonio sobre los hechos, pero la necesidades de dramatizar e introducir elementos emocionales que enganchen al espectador, hace que el mensaje sea confuso si no sabes previamente de se está hablando. Por otro lado las imágenes de acción y violencia son un poco flojas en relación a lo que allí ocurrió,100.000 manifestantes, estado de sitio, la ciudad inundada de gases lacrimógenos, mas de 600 detenidos...etc., se nota que no había mucho dinero para efectos especiales, pero en fin el espectador no concienciado también se entretendrá.
El Seattle ganaron los antiglobalización, pero que duda cabe que a casi 10 años vista, no ha habido ninguna victoria mas, al contrario acumulamos derrota tras derrota, la última esta repugnante crisis financiera, que si hunde el mundo no lo tendremos mas que merecido ¡¡¡¡POR GILIPOLLAS!!!!






2 comentarios:

INSTANTES dijo...

me encantò saber de ti.
abrazos!

lys dijo...

A veces pienso que la humanidad tiene exactamente lo que se merece, durante siglos hemos apoyado a personajillos disfrazados de gran hombres,por su carisma, su peinado o su poder de persuasión, para la gran mayoria de las mujeres el mensaje sublimizado de un atractivo y sexy candidato ha sido determinante.Se han llevado al poder verdaderos monstruos.Eso en las llamadas "democracias".

En muchas partes del mundo están tan desgastados que ya ni se preocupan por quien les gobierna, ya sólo tienen fuerzas para buscar algo que llevarse a la boca cada día. Y así hay millones de impotentes ciudadanos.

Unos por activa y otros por pasiva...tienes razón, somos de gil que apabulla.

Un saludo cordial.